Andalucía: Historia, cultura y naturaleza

Andalucía: Historia, cultura y naturaleza
Las 8 provincias andaluzas atraen todos los años a cerca de 10 millones de turistas extranjeros gracias a sus diversos encantos turísticos.

Andalucía recibe todos los años cerca de diez millones de turistas que llegan atraídos por los numerosos encantos turísticos del sur peninsular y por la variedad de destinos vacacionales que ofrece una de las regiones más extensas de España. Las ocho provincias andaluzas tienen destinos para todos los gustos: Desde las espectaculares playas de Málaga, Cádiz, Almería o Huelva, hasta la variedad paisajística de entornos naturales únicos de Jaén o Granada, pasando por el impresionante legado histórico y artístico de Sevilla y Córdoba.

El territorio andaluz representa el 17,3 por 100 de España, con una superficie de 87.268 km² y una extensión superior a países como Bélgica, Holanda, Dinamarca, Austria o Suiza. La diversidad de paisajes y accidentes geográficos generan un abanico de formas que van desde el cálido valle del Guadalquivir, a las frondosas sierras de media montaña, pasando por paisajes volcánicos como el desierto de Tabernas o por las blancas cumbres de Sierra Nevada.

El litoral andaluz, con sus casi 900 km de longitud, alberga gran numero de poblaciones y playas que son la delicia de cuantos las visitan. La oferta turística andaluza también incluye el gran legado histórico de palacios e iglesias y cultural, con especial mención a las fiestas religiosas y civiles, que han ido depositando las antiguas civilizaciones en estas tierras. El Califato de Córdoba fue durante mucho tiempo el Estado más sofisticado de Europa. Los árabes aportaron técnicas de aprovechamiento agrícola, conocimientos botánicos y científicos, poesía y desarrollo intelectual durante ocho siglos.

El legado Andalusí ofrece hoy al visitante la posibilidad de conocer lo que fue este gran imperio. La Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba o la Giralda son herencia directa de esta cultura.

Tras la Reconquista de la España musulmana por los Reyes Católicos, Andalucía se convierte en puerta hacia Europa con la partida de Cristóbal Colón, en 1492, hacía el nuevo mundo. El recuerdo de los grandes conquistadores aún perdura en su cultura.

Una ciudad andaluza interpreta este momento crucial, alcanza su mayor gloria durante 150 años, y se convierte en el lugar donde “late el corazón de Europa”. Sevilla es el centro neurálgico del imperio español; a su puerto llegan las naves cargadas del oro y la plata de América, y de ahí salen acuñadas para ser repartidas por los países europeos. Cádiz, más tarde, continúa el protagonismo andaluz en las relaciones con las Indias. De esta época resalta el suntuoso Alcázar, una palacio abierto al público que es una auténtica maravilla.

La naturaleza brilla igualmente con luz propia en Andalucía. Sus múltiples contrastes y su amplia variedad paisajística descubren a los viajeros rincones únicos no sólo en España, si no también en Europa y en el Mundo. El litoral andaluz está jalonado por bellísimas playas de fina arena y tranquilas calas bañadas por el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. En el interior, el Valle del Guadalquivir se configura como el corazón natural de Andalucía. El río Guadalquivir, que nace de las entrañas de la maravillosa Sierra de Cazorla, recorre transversalmente todo el territorio andaluz hasta su desembocadura en pleno Atlántico y a su paso crea auténticas maravillas naturales. Cerca de su desembocadura se encuentra el Parque Nacional de Doñana, declarado por las UNESCO Reserva de la Biosfera. También son maravillosos los Parques Naturales de Grazalema y Sierra de las Nieves y Sierra Bermeja, donde se encuentran bosques de pinsapos únicos en todo el mundo. La caprichosa naturaleza hace en Andalucía auténticas maravillas. En apenas cuarenta kilómetros se puede pasar de un paisaje alpino a otro tropical en la orilla del Mar Mediterráneo. Todo este conjunto conforma un gran abanico de ofertas turísticas.

A las magníficas condiciones naturales de Andalucía hay que sumarle la cada vez mayor calidad de sus instalaciones. Los grandes hoteles de cinco estrellas, junto con los históricos Paradores ofrecen el mejor alojamiento para los turistas más exigentes. Pero también existen otros establecimientos hoteleros en los que la calidad no está reñida con el precio. Además, los andaluces ponen todo el esmero para que los turistas encuentren en esta tierra el mejor lugar de descanso y ocio. No es de extrañar que hoy en día, Andalucía sea uno de los principales destinos vacacionales de los españoles y también de los extranjeros. Y es que, aquí, el lema turístico “Andalucía te quiere” se ha convertido ya en todo un dogma de fe / JOSÉ LUIS MARTÍN.

2013-10-Casa Ojeda
2014-01-Paradores
2014-01-BBVA