Monacatus, nueva edición de Las Edades del Hombre

Monacatus lleva a Oña el mayor proyecto cultural de Castilla y León en torno al arte sacro
La muestra permanecerá abierta del 23 de mayo al 4 de noviembre de 2012 en el Monasterio de San Salvador de Oña, Burgos         

InauguracionMonacatus2La Reina Doña Sofía y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, inauguraron la decimoséptima edición de la exposición Las Edades del Hombre en la localidad burgalesa de Oña. La muestra, que permanecerá abierta hasta el 4 de noviembre, reúne en seis capítulos 138 piezas de enorme valor artístico que abordan diferentes aspectos de la vida contemplativa, la vida cotidiana, la oración, los fundadores de las órdenes y monasterios o la relación entre monarquía y monacato, a través de sus propios objetos o a través de la visión de artistas de la talla de Zurbarán, El Greco, José de Ribera, Gregorio Fernández o Francisco de Goya.

 


Las exposiciones de Las Edades del Hombre se han convertido en un referente nacional e internacional, no sólo de la excelencia y riqueza artística del patrimonio sacro de Castilla y León, sino también de un nuevo modo de hacer y de difundir los valores de la cultura, en un proyecto que aúna ese valor cultural con la dinamización turística y urbana de las localidades en las que se ha celebrado. Además, inciden en la utilización de sedes no catedralicias y en la utilización de lugares monumentales que celebren alguna efeméride relevante o que sean objeto de restauración. Monacatus contribuirá a consolidar el liderazgo y a dinamizar cultural y turísticamente Oña, Burgos y Castilla y León.

Las Edades no volvían a Burgos desde 1990, momento en el que tuvo lugar una de las primeras ediciones -Libros y Documentos en la Iglesia de Castilla y León-, celebrada en la Catedral de Burgos. Monacatus lleva de nuevo el mayor proyecto cultural en torno al arte sacro a Burgos, uno de los territorios más ricos desde el punto de vista cultural y artístico. Este potencial se acrecienta día a día con la actividad investigadora y restauratoria sobre los bienes de su patrimonio, pero también con la puesta en marcha de nuevas infraestructuras y actividades que permiten potenciar y rentabilizar estos espléndidos recursos de cara al turismo cultural y de interior, en el que la Comunidad de Castilla y León mantiene el liderato.

Esta nueva etapa de Edades del Hombre cuenta con el apoyo firme del Gobierno Regional y pretende continuar potenciando el extraordinario conjunto de arte sacro de Castilla y León y también, de forma paralela, convertirse en un inteligente y eficiente recurso cultural para el desarrollo económico del entorno, la dinamización turística y la promoción de las zonas rurales.

InauguracionMonacatus1La elección de Oña como sede de la decimoséptima edición de Las Edades del Hombre se debe a la celebración del milenario de la fundación del Monasterio de San Salvador (1011) por el Conde de Castilla Sancho García, nieto de Fernán González. La actividad restauratoria ha sido una constante en el Proyecto de Las Edades, pues se ha procedido por parte de la Junta de Castilla y León a la intervención de más de 17 excelentes inmuebles -todas las catedrales además de otros templos- y alrededor de 1800 piezas de arte y bienes muebles. Esta labor directa de conservación de los bienes patrimoniales de la Comunidad se refleja en el Monasterio benedictino de San Salvador de Oña, en el que la Junta de Castilla y León viene interviniendo desde 1984, con diversas actuaciones centradas tanto en bienes muebles como en el propio Monasterio, y en el que sólo en los últimos años se ha invertido casi un millón y medio de euros.

Esta muestra expositiva busca también esa sinergia efectiva entre la actividad restauratoria y el desarrollo económico que alimenta la actividad turística. El visitante de Monacatus podrá disfrutar de toda la zona de la Bureba, un territorio en el que ejercen enorme atractivo cultural y natural la propia villa condal de Oña, los Conjuntos Históricos de Frías y Poza de la Sal y sus imponentes castillos; o la villa de Briviesca, con sus distintos hitos monumentales. Unos atractivos que se prolongarán en los de toda la provincia burgalesa.

Para ello la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, ha diseñado un plan de promoción de Monacatus que buscará convertir la visita a la exposición en elemento de dinamización turística de Oña y su entorno. La Junta de Castilla y León ha propiciado un acuerdo entre ALSA y Fundación Edades del Hombre por el cual la exposición tiene por primera vez un transportista oficial y se potencian las rutas hacia Oña. El plan de promoción de Monacatus está basado en la utilización y potenciación de los canales de comercialización y difusión existentes, en la optimización de la coordinación institucional y en la colaboración público-privada. Además, junto con el sector privado de la zona se crearán ofertas turísticas concretas con tarifas para ser comercializadas durante y después de la exposición.

La anterior edición de Las Edades del Hombre, Passio, supuso un enorme impulso para las localidades vallisoletanas que la acogieron y logró, en plena crisis económica, dinamizar las dos villas y crear una unión, principalmente desde el punto de vista turístico, entre las dos localidades y el entorno, que ha servido para dar a conocer la riqueza cultural de ambas localidades y de otras iglesias, museos y monumentos cercanos.

Las exposiciones Edades del Hombre han visitado las localidades de Valladolid, Burgos, León, Salamanca, Amberes, El Burgo de Osma, Palencia, Astorga, Zamora, Nueva York, Zamora, Ávila, Ciudad Rodrigo, Ponferrada, Soria, Medina del Campo y Medina de Rioseco. Un ciclo expositivo que llega ahora a Oña, Burgos, y que ya ha superado los 10 millones de visitantes desde que se iniciara en 1988 en Valladolid.

 

La exposición Monacatus

La exposición, comisariada por Agustín Lázaro, muestra el rico patrimonio religioso-cultural de los monasterios de la Iglesia Católica en Castilla y León y, de manera destacada, de la archidiócesis de Burgos. De la iglesia monástica se integran en el ciclo expositivo la sillería coral (obra de fray Pedro de Valladolid, siglo XV), el panteón condal y real (fines del siglo XV), las pinturas murales dedicadas a la vida de Santa María Egipcíaca (siglo XIV) y el crucificado románico de Santa Trigidia, primera abadesa del monasterio. De la sala capitular algunos de los capiteles románicos que en ella se conservan. Y de la sacristía, diversos objetos de gran interés (aljuba, arquetas, etc). También se destaca la figura de San Iñigo, abad oniense entre 1035 y 1068, que marcó el esplendor benedictino del monasterio, y cuyas reliquias se conservan en la iglesia.

Las novedades de la muestra vienen de la mano de su puesta en escena, que pretende la captación del mensaje por medio de los sentidos y de las vivencias, y de la integración por primera vez en una exposición de Edades del Hombre del mundo de la fotografía.

Monacatus está compuesta por seis capítulos. Capítulo I: Cristo como origen, fortaleza y término de toda vocación religiosa; capítulo II: personajes bíblicos y santos que marcharon al desierto, personajes históricos de Castilla y León y de Burgos que se retiraron y primeras fundaciones cenobiales acontecidas en Castilla y León; capítulo III: Ora la Liturgia de las horas, la celebración eucarística y la lectio divina; capítulo IV: relación entre la monarquía y el monacato en Castilla y León; capítulo V: Labora, aquellas cosas que conforman la vida comunitaria cotidiana de los monjes; y capítulo VI: Santos fundadores y las órdenes monásticas presentes en Castilla y León.

2013-10-Casa Ojeda
2014-01-Paradores
2014-01-BBVA