Costa Brava y Pirineo de Girona, destinos de playa y montaña para este verano

CostabravaGirona2

La Costa Brava es mucho más que un destino turístico. Es un sentimiento, un cúmulo de inolvidables vivencias generadas por la luz que baña sus recónditas calas y tradicionales pueblos pesqueros. Tierra adentro, camino del Pirineu de Girona, profundas tonalidades verdes inundan sus frondosos bosques y el fondo de sus valles, coronados por cumbres de nieves casi perpetuas. Imágenes que permanecen imborrables en la retina del viajero y que tienen su reflejo en las creaciones gastronómicas de una tierra donde naturaleza, cultura y gastronomía van de la mano.

Basta con pasear tranquilamente por cualquiera de los Caminos  de Ronda que recorren la Costa Brava para experimentar las mismas sensaciones que vivió Salvador Dalí cada vez que se situaba frente al lienzo en blanco para plasmar el agreste paisaje de su tierra. La visión se desborda con toda la luz y el colorido que inunda el horizonte, mientras la brisa marina y el aroma de los pinares nos envuelven en una sensación de relax, acentuada por el sonido del batir de las olas sobre las rocas. 


Un total de 220 kilómetros, desde Portbou hasta Blanes, jalonados por una interminable colección de joyas naturales, patrimonio, cultura y gastronomía que hay que degustar con los cinco sentidos. De los colores azules y verdes de la Reserva Marina de las Islas Medes, a las tonalidades ocres, casi doradas, de los pueblos medievales de Pals, Monells o Peratallada, sin olvidar vestigios del pasado como las ruinas romanas de Empúries o el Monasterio de Sant Pere de Rodes, son muchos los rincones donde podemos saborear una de las mejores cocinas del mundo, desde establecimientos galardonados con Estrellas Michelín hasta sencillos restaurantes de puerto.

CostaBravaGirona1Mención aparte merece el capítulo cultural, donde ocupa un lugar destacado el Triángulo Daliniano espacio mágico integrado por el Teatro-Museo Dalí en Figueres, la Casa-Museo de Salvador Dalí en Portlligat y el Castillo Gala Dalí de Púbol. Rincones de la vida y obra de un artista multidisciplinar que llevó el nombre de la Costa Brava más allá de nuestras fronteras. Y admirar muchas de sus creaciones, en el mismo lugar donde encontró la inspiración para darles vida, es un lujo al alcance de todos los viajeros.

Otra de las figuras artísticas que encontró su fuente de inspiración en este mágico enclave del Mediterráneo es Ferran Adriá, precursor de la nueva cocina del siglo XXI desde su restaurante de Roses, El Bulli. Hoy, todos sus esfuerzos se centran en el proyecto de El Bulli Foundation,
que también desde la Costa Brava busca convertirse en un centro de creatividad e investigación culinaria abierto al mundo.

A las puertas del verano la Costa Brava prepara su oferta turística para funcionar a pleno rendimiento con alojamientos turísticos para todos los gustos y necesidades -hoteles en primera línea de mar, hotelitos con encanto para parejas, campings de primera clase con bungalós, apartamentos turísticos ideales para familias que deseen realizar estancias más largas y residencias de turismo rural en plena naturaleza-, empresas de actividades deportivas y ocio, entre las que destacan las de deportes náuticos.

EL PIRINEU DE GIRONA

Este destino, sin embargo, alberga otra cara no tan conocida, pero igualmente atractiva. El Pirineu de Girona se alza a escasos kilómetros del Mediterráneo, con cumbres que superan los 2.000 metros de altitud y que durante la época invernal se convierten en el escenario ideal para
la práctica de todo tipo de deportes de nieve. En el camino ascendente de la costa a la montaña, el viajero transitará por otros espacios de incalculable valor como el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, en cuyas inmediaciones se alzan villas medievales de pasado hebreo como Besalú o poblaciones que se funden de forma camaleónica con el entorno como Castellfollit de la Roca.

El Pirineu de Girona cuenta, además, con diversas peculiaridades que lo hacen único. Por ejemplo, en la cabecera del Valle de Núria, donde se encuentra el santuario del mismo nombre, se alza la única estación de esquí del estado español a la que sólo se puede acceder mediante un tren cremallera. Mientras que en Llívia, una pequeña localidad de La Cerdanya, ubicada geográficamente a modo de isla en territorio francés, se conserva en forma de museo la farmacia más antigua de Europa.

No hay duda. La Costa Brava y el Pirineu de Girona son un territorio donde el desarrollo turístico fue pionero en el Estado español y que ha sabido conjugar el respeto por el medio ambiente y la actividad turística ofreciendo un amplio repertorio de posibilidades al visitante. Con una climatología suave durante la mayor parte del año, excelentes comunicaciones, infraestructuras modernas y servicios de calidad, unido a la oferta complementaria de productos como el turismo náutico, senderismo, cicloturismo, golf, salud y bienestar, congresos e incentivos, se erige como en uno de los destinos turísticos más completos no sólo del estado español, sino de toda Europa, durante los 365 días del año. TEXTO Y FOTOS: RVEDIPRESS

Más información: www.costabrava.org

2013-10-Casa Ojeda
2014-01-Paradores
2014-01-BBVA