Saluda de Año Nuevo 2013 de Juan José Imbroda

Juan José Imbroda, Presidente de Melilla:
“El éxito de España es fruto de su unidad como Estado”

PteMelilla“Vivir en una ciudad como Melilla, situada en la España africana y por tanto a una considerable distancia física de la península, origina en sus habitantes numerosas inquietudes y anhelos pero también concede una cualidad indiscutible y es la perspectiva amplia y variada que ofrece de los asuntos que surgen a debate, las cuestiones que la sociedad y el Estado se plantean o el camino que se elige para solucionar diferentes problemas.

La lejanía va aparejada así a la riqueza de una visión global de los asuntos que en algunos casos puede ayudar a un análisis profundo y certero.

 

Con este distanciamiento, la visión que el melillense tiene de su país y que experimenta a diario en su ciudad es que España se ha convertido en un Estado económica y socialmente desarrollado, respetado en el orden internacional y con un proyecto de futuro perfectamente trazado dentro del ámbito europeo y occidental. España camina por la senda de la libertad y la democracia y aspira, como país solidario, a que todos los ciudadanos disfruten de esas mismas garantías.

Sin embargo, ese camino de esperanza se encuentra con los obstáculos que ponen aquellos que se empeñan en romper la cohesión política y social de España, en dividir el Estado y protagonizar aventuras alocadas y disparatadas que perjudicarán a todos, principalmente, a aquellos de quienes dicen hablar.

Tal desvarío, ya sea con la utilización de las armas, de falsos métodos legales o de órdagos políticos, sólo conduce al fracaso y a la desesperación y cuando se cae en pozos tan profundos es difícil ver de nuevo la luz del progreso. Por ese motivo no se deben permitir estas locuras y hay que eliminarlas con la firmeza y la autoridad legal que otorga un estado de derecho.

Y si además la legalidad impide estas actuaciones, la coherencia y el talante práctico aconsejan su rechazo porque el éxito que España disfruta en la actualidad es el fruto de su madurez como país y de su unidad como Estado. Esta cohesión de nación vieja y de país democrático joven es la fórmula que nos ha permitido crecer a un ritmo insospechado y a superar economías con un pasado industrial y tecnológico más sólidos.

Nuestra capacidad para asumir conjuntamente todos los retos que el presente diario ha ido poniendo en el camino son las bases de este continuo  e inacabado florecimiento, traducido en progreso económico, en paz social y en futuro esplendoroso. Desmontar este andamio es insensato y no debemos permitirlo.

Al sostenimiento de esta estructura ayudaremos los melillenses quienes nos sentimos partícipes y orgullosos de este espléndido presente y defenderemos esta unidad política con el argumento que nos concede el que convivamos en una pequeña ciudad colectivos culturales, religiosos y sociales diferentes pero hermanados en el proyecto de España”.

2013-10-Casa Ojeda