La Vuelta Ciclista a España con el corazón

La Vuelta Ciclista a España con el corazón
El Trofeo al Ganador de la Clasificación General Individual es un diseño exclusivo de Ághata Ruiz de la Prada

La Vuelta Ciclista a España presenta en esta edición un innovador galardón. Se trata del “Trofeo al Ganador de la Vuelta Ciclista a España 2011”, diseñado en cristal de Sèvres por Ágatha Ruiz de la Prada, y elogiado por el director de la Vuelta, Javier Guillén, y el gerente de Deportes de la Diputación de Alicante, de donde arranca la competición, Luis Castillo. 

 

La prueba ciclista sale el sábado 20 de agosto desde Benidorm, con una etapa contrarreloj por equipos. Las tres primeras etapas son también por tierras alicantinas y pasa por 26 municipios alicantinos. La Vuelta Ciclista  recorre 21 etapas por distintas Comunidades de España y culmina en Madrid el 11 de septiembre después de hacer 3.295 kilómetros. 

Ésta es la tercera vez que Benidorm acoge la salida oficial de la ronda española, con una contrarreloj por equipos desde la Playa de Poniente. La carrera vuelve a la localidad alicantina después recorrer 16 kilómetros.

Tras el pistoletazo de salida de Benidorm, el domingo 21 de agosto se celebra la 2ª etapa, con salida inédita en La Nucía y llegada a Orihuela-Costa. Se trata de un recorrido de 171,5 kilómetros, durante los cuales los ciclistas se enfrentan a la subida del Alto de Relleu, un puerto de tercera categoría que supone la excepción en una etapa prácticamente llana que surca la costa alicantina.

De Petrer sale la tercera etapa el lunes 22 de agosto y termina ya fuera de la provincia de Alicante, en Totana (Murcia). La etapa, de 164 kilómetros, constituye una de las más cortas de la Vuelta a España.

Unipublic, empresa organizadora de La Vuelta, propuso a la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada el diseño del trofeo al “Ganador de la Clasificación General Individual de La Vuelta España en su 66 edición”. El director de la Vuelta, Javier Guillén, dijo que “con este trofeo buscábamos algo que transmitiera alegría, pasión, originalidad y vanguardia, lo que nos condujo a Ágatha Ruiz de la Prada, quien supo plasmar magníficamente nuestra idea”.

La diseñadora manifestó que realizar el trofeo de Vuelta Ciclista supone un orgullo y una satisfacción enorme, ya que hasta su marido, Pedro J. Ramírez, es un gran seguidor del ciclismo. “Es un honor estar aquí, porque vengo de una familia muy deportista y me doy cuenta de lo positivo que es el deporte. El ciclismo o la bicicleta es el símbolo de lo que deben ser las ciudades de hoy. El planeta está cambiando y La Vuelta sabe plasmar esta circunstancia. Por eso, el trofeo sugiere pasión, circulación y movimiento y muestra que todo confluye y acaba en el corazón. Además, no hay nada más edificante que un político en bicicleta”, afirmó.

2013-10-Casa Ojeda